¿Por qué las cosas no pueden ser de otra manera?

Diferentepollito

Si no te gusta lo que ves en cualquier ámbito de tu vida personal, profesional o social pregúntate: ¿por qué las cosas no pueden ser de otra manera?

Si tienes un problema puedes encontrar diferentes soluciones. Pero no intentes dar soluciones si no conoces la raíz del problema. Si tienes claro a dónde quieres llegar puedes tomar diferentes caminos. Si no sabes a dónde te diriges probablemente es que estés perdido.

Ernest Rutherford, Premio Nobel de química en 1908, contaba la siguiente anécdota. Un profesor le pregunto un día  a un alumno ¿Qué haría usted para determinar la altura de una torre con la ayuda de un barómetro? Él estudiante le dio cinco respuestas distintas:

1) Subo a la azotea de la torre, ato una cuerda muy larga al barómetro, lo descuelgo  hasta la base de la torre, marco y mido. La longitud de la cuerda es igual a la longitud de la torre

2) Tomo el barómetro en un día de sol, mido la altura del barómetro, la altura de la sombra del barómetro y la sombra de la torre. Después hago una regla de tres y listo.

3) Subo a la torre con el barómetro y un cronómetro, tiro el barómetro, mido en cuanto tiempo se estrella, despejo de la fórmula de gravedad y encuentro la altura de la torre.

4) Mido la presión y temperatura de la torre arriba y abajo, despejo la fórmula y encuentro la altura.

5) Voy al edificio, toco la puerta, sale el guardián y le digo: si me dice la altura de la torre, le regalo un barómetro.

Para encontrar soluciones es necesario cuestionarnos, preguntarnos y aceptar  que no hay respuestas ni soluciones únicas. Ya lo decía Peter Drucker (considerado por algunos como el gurú de la administración del siglo XX), lo importante no es encontrar respuestas correctas sino hacer las preguntas adecuadas.

Tomemos el camino que tomemos debemos ser consecuentes con nuestros actos y aceptar nuestra responsabilidad en los efectos que provoquen nuestras decisiones. Por eso si tenemos claro lo que queremos conseguir, nos resultará mucho más fácil encontrar la manera o maneras de alcanzarlo sobre todo de justificar nuestras decisiones.

No todo vale para conseguir un fin pero seguramente hay más de una manera válida de llegar a él.

Hay que tener la capacidad de cuestionarse y buscar  la causa de por qué las cosas son como son. Si no nos satisface como son las cosas y/o creemos que pueden ser de otra manera no nos queda otra que plantear un cambio y buscar soluciones. Si el cambio y las soluciones que planteamos afectan a terceros deberíamos ser capaces de explicar y convencer por qué lo que plateamos solucionará el problema. En cualquier caso hay que tener la mente abierta y los criterios claros. Ser creativos y receptivos para captar nuevas ideas y nuevas soluciones y al mismo tiempo tener firmeza de criterio para saber a dónde queremos ir para no dar vuelcos como las cometas. Controlar el timón y dirigir el barco para que la vela no de bandazos según sople el viento. Creo que este puede ser un buen método aplicable a cualquier faceta de nuestra vida a la hora de alcanzar con éxito nuestros propósitos. El resumen seria más o menos así:

Tener las ideas claras;  plantear objetivos concretos y dirigidos a alcanzar esas ideas;  tener la convicción de que hacemos lo correcto; saber comunicar lo que hacemos; conseguir el consenso y la participación de la mayoría de los implicados y afectados; contar con los medios adecuados; realizar un trabajo constante y crítico, no ofuscarnos en buscar una única solución, presentar diferentes propuestas y elegir la que mejor se adapte a lo que queremos conseguir; ser  transparente en las acciones; evaluar continuamente para reconducir las desviaciones y alcanzar los mejores resultados y tener cintura para adaptarse a los cambios.

Si crees que las cosas pueden ser de otra manera debes intentar provocar el cambio. También debes ser conscientes de que el cambio siempre implica riesgos, pero ya sabes: no puedes hacer una tortilla sin antes cascar el huevo ¿o si?.

Nota: El estudiante  que dio estas respuestas era Niels Bohr, que ganó el Premio Nobel de Física en 1922 y al que se considera padre de la Física Cuántica.

Anuncios

Acerca de maferragut

Soy funcionaria de la administración local, gestora cultural, licenciada en publicidad y relaciones públicas y diplomada en trabajo social. Esos son mis intereses profesionales. Siempre en continuo aprendizaje. Me gusta el arte, la literatura, la música y estoy enganchada a las redes sociales.
Esta entrada fue publicada en creatividad, motivación, pensamientos y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s